Noticias y Opiniones

El vínculo entre el insomnio, la hipertensión y el ataque al corazón

Por Zach Pearl, PhD
Miembro de Circadin.com

 

Es bien sabido que existe una conexión entre la presión arterial alta (hipertensión) y un mayor riesgo de accidentes cardiovasculares como ataques cardíacos y derrames cerebrales. Sin embargo, varios estudios recientes que subrayan el vínculo entre la mala calidad del sueño, la hipertensión y los accidentes cardiovasculares, lo que desafía las pruebas de diagnóstico actuales y los posibles tratamientos.
La presión arterial alta es un factor de riesgo típico de los accidentes cardiovasculares. Tanto el diagnóstico de la presión arterial alta (hipertensión) como las decisiones clínicas relativas a su tratamiento se han basado tradicionalmente en medir la presión arterial a lo largo del día. Sin embargo, conforme fueron extendiéndose las mediciones de la presión arterial durante 24 horas se hizo cada vez más evidente que la presión arterial alta nocturna podría ser todavía más perjudicial para la salud cardiovascular 1 . La presión arterial muestra un cambio rítmico (circadiano) entre el día y la noche que se regula gracias al reloj biológico y el sueño 2 3 . Por consiguiente, la presión arterial suele ser más alta durante el día y disminuye un 10 % o más durante el sueño nocturno («inmersión» o «dipping», en inglés). A algunas personas se las denomina «non-dippers», ya que no experimentan un descenso de la presión arterial suficiente durante el sueño. Una presión arterial más alta de lo normal durante la noche puede provocar daños en los vasos sanguíneos del cerebro, los ojos, los riñones y el corazón, así como el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Otros estudios han examinado las posibles razones de la hipertensión y, según parece, han llegado a una conclusión sorprendente: la corta duración del sueño y, más aún, la mala calidad del sueño, aumentan en gran medida el riesgo de desarrollar hipertensión 4 5 . Por ejemplo, las personas que durmieron poco y experimentaron una mala calidad del sueño mostraron un riesgo de enfermedad cardiovascular un 63 % más alto y un riesgo de cardiopatía coronaria un 79 % superior que las personas con patrones del sueño normales y buena calidad del sueño 5 . Varios estudios adicionales han confirmado que los pacientes con insomnio son un 59 % más propensos a las arteriopatías coronarias, un 36 % más propensos al infarto de miocardio (ataque al corazón) y un 22 % más propensos a sufrir un accidente cerebrovascular que las personas con buenos hábitos del sueño 6 .

Si las personas con mala calidad del sueño corren un mayor riesgo de experimentar hipertensión y enfermedades cardiovasculares, ¿es más probable que un paciente hipertenso sufra de insomnio? Efectivamente, los estudios epidemiológicos han demostrado que el insomnio y la hipertensión están relacionados. Así, los pacientes con hipertensión tienen entre 2 y 3 veces más probabilidades de tener insomnio que los pacientes con presión arterial normal. Del mismo modo, los pacientes con insomnio tienen entre 2 y 3 veces más probabilidades de tener presión arterial alta que las personas con buenos hábitos del sueño 7 .

Se dio por sentado que el tratamiento de la hipertensión durante el día también pondría remedio a la hipertensión durante la noche. Sin embargo, los estudios mostraron que no experimentar una inmersión aumenta la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares incluso en los pacientes que toman medicamentos hipotensores. Estos resultados desafían las prácticas habituales establecidas en el tratamiento de la hipertensión.

¿Cómo debemos tratar a los pacientes con hipertensión e insomnio?

Los nuevos datos llevaron a los científicos y médicos a considerar la toma de fármacos hipotensores (inhibidores de la enzima conversora de angiotensina o bloqueadores de los receptores de angiotensina) antes de acostarse para reducir la presión arterial durante el sueño 1 .  Sin embargo, este cambio en el paradigma del tratamiento podría no bastar si no se resuelven los problemas del reloj biológico y el sueño asociados con la falta de inmersión nocturna. Por tanto, un tratamiento simultáneo del insomnio y la presión arterial alta podría resultar más adecuado para mejorar el ritmo de la presión arterial y reducir el riesgo cardiovascular en pacientes hipertensos con insomnio.

  • Noticias y Opiniones

    • Dr. Zach Pearl

      Circadin.com Miembro

    • Septiembre, 2020
    • El vínculo entre el insomnio, la hipertensión y el ataque al corazón

    • Leer Más
Circadin