Noticias y Opiniones

Trastornos del sueño durante el embarazo y el postparto

Por Zach Pearl, PhD
Miembro de Circadin.com

 

La mayoría de las mujeres experimentan problemas del sueño durante el embarazo y el período del posparto, con tasas de hasta el 80% 1 . Durante el embarazo temprano, aproximadamente el 28 % -38 % de las mujeres sufren déficit del sueño (breve duración del sueño, sueño insuficiente o insomnio). Los cambios hormonales y las molestias físicas asociadas con el embarazo pueden afectar a la calidad de sueño de una mujer embarazada. Por otra parte, el estrés o la ansiedad relacionados con el parto o con la conciliación del trabajo y la maternidad pueden conducir a una pérdida de sueño significativa, pudiendo llegar a causar insomnio durante el embarazo. A medida que avanza el embarazo, la calidad del sueño continúa deteriorándose, y durante el tercer trimestre más del 50 % de las mujeres acusan una mala calidad de sueño 2 .

El sueño en el primer trimestre

Durante el primer trimestre hay un aumento de los niveles de progesterona que puede causar somnolencia diurna excesiva, disminución del tono muscular, aumento del riesgo de apnea del sueño (pausas en la respiración o períodos de respiración superficial durante el sueño), ronquidos e interrupciones del sueño. Hay un despertar frecuente debido a una mayor necesidad de ir al baño, náuseas y vómitos. Las interrupciones en el sueño también pueden ser el resultado del estrés físico y emocional asociado con el embarazo y de molestias como dolor de espalda, movimientos fetales y enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE), conocida como reflujo ácido. La ERGE consiste en el retorno de los contenidos del estómago hacia el esófago. Los síntomas pueden incluir ardor, presión o dolor en el pecho y se agravan al estar acostada en la cama.

El sueño en el segundo trimestre

En esta fase, el sueño mejora un poco en el caso de muchas mujeres, ya que la micción nocturna se vuelve menos frecuente. Sin embargo, la calidad del sueño puede seguir siendo bastante pobre como resultado del progreso del embarazo y el estrés emocional al que va asociado.  En la fase final del segundo trimestre, el tiempo total de sueño disminuye 3 . Hay un aumento en las quejas de sueño interrumpido debido a los síntomas de la ERGE 4 .

 

Sueño en el tercer trimestre

La mayoría de las mujeres embarazadas experimentan problemas de sueño en el tercer trimestre, con más de un 98 % que acusan despertares nocturnos y un acortamiento de la fase de sueño profundo (sueño de ondas lentas) 4 . Los trastornos del sueño se deben a las razones siguientes: molestias debidas al aumento de peso, acidez estomacal, calambres en las piernas y congestión del seno. Vuelve a hacerse frecuente la micción nocturna, puesto que los cambios de posición del bebé ejercen presión reiterada sobre la vejiga. El 15 % de las mujeres embarazadas padecen el síndrome de piernas inquietas (SPI) en esta etapa. Entre los síntomas adicionales se incluyen la sensación desagradable de las piernas, a veces descrito como hormigueo, picor o dolor. Estas sensaciones tienden a empeorar por la noche o en las horas previas a ir a dormir y se alivian temporalmente con el movimiento o el estiramiento 5 . La apnea también puede empeorar, a medida que las mujeres ganan peso durante el tercer trimestre. Además, el período del embarazo y del postparto han sido reconocidos como el momento de mayor vulnerabilidad a los trastornos psiquiátricos, incluidos trastornos del estado de ánimo, ansiedad y psicóticos. Muchos de ellos tienen su causa en los dramáticos cambios en las concentraciones de esteroides sexuales en el cuerpo que se dan durante el embarazo y el período inmediato tras el postparto. En otros casos responden a variables no biológicas, como la privación del sueño, la falta de apoyo social, los conflictos matrimoniales o de pareja y el estrés del cuidado infantil 6 .

Puerperio

La eficiencia del sueño mejora con el tiempo. Las mujeres experimentan cambios dramáticos durante el período del postparto en los que no participan únicamente las hormonas y la fisiología, sino también los cambios en el estilo de vida, los patrones de sueño, las responsabilidades y las relaciones interpersonales. Todos estos cambios pueden influir en los patrones de sueño y la calidad del sueño. De hecho, las madres recientes suelen experimentar un aumento en las interrupciones del sueño en los primeros 6 meses posteriores al nacimiento del niño y hasta 1 año o incluso más, con menos de 6 horas de sueño por noche 7 . Causa de especial preocupación son la depresión y la psicosis postparto, que pueden no alcanzar su máxima intensidad hasta pasados 3-5 meses después del parto. Estas condiciones deben ser tratadas de forma contundente pero con cautela, y consultando a un especialista familiarizado con este tipo de condiciones y su tratamiento.

¿Cuál es la mejor posición para dormir durante el embarazo?

Dormir sobre el lado izquierdo (que puede mejorar el flujo de sangre y nutrientes hacia el feto en desarrollo y hacia el corazón, útero y riñones de la mujer) con las rodillas dobladas puede ser una óptima posición para las mujeres embarazadas 7 . Si se sufre de acidez o de reflujo ácido, también puede ser beneficioso echarse de espaldas en una postura semisentada, apoyada en algunas almohadas.

A medida que avanza el embarazo, la mujer debe evitar echarse sobre la espalda. En esa posición, el peso del útero presiona la columna vertebral, los músculos de la espalda y los principales vasos sanguíneos, lo que puede retardar el retorno de la sangre al corazón y reducir el flujo sanguíneo hacia el feto. Esto significa que el bebé recibe menos oxígeno y menos nutrientes 8 .

Un buen sueño nocturno durante el embarazo es muy importante, no solo físicamente sino también psicológicamente. Un buen patrón de sueño desempeña un importante papel en la preparación para el nacimiento y protege a la madre y al bebé de las tensiones psicológicas y las ansiedades del embarazo.

  • Noticias y Opiniones

    • Dr. Zach Pearl

      Circadin.com Miembro

    • Septiembre, 2017
    • TDAH y problemas de sueño en niños

    • Leer Más
Circadin